IVA y comercio electrónico

¿En qué consisten las nuevas reglas del IVA y el comercio electrónico?

Desde el 1 de Julio de 2.021, las modificaciones en el reglamento de IVA se aplicaron en varias vías: eso sí, todas ellas relacionadas con el comercio electrónico.

Principalmente, se estableció en 10.000€ el umbral a partir del cual las ventas a distancia deberán tributar según el tipo de IVA en el país de destino de la mercancía.

Por ello, el vendedor que sobrepase esa cifra de ventas tendrá que optar seguir presentando impuestos sobre el IVA en cada uno de los países de venta de sus mercancías o adherirse al sistema de “ventanilla única”.

Es decir: el vendedor podrá tener un código IVA en cada país donde venda y, a través de ésta, ingresar el IVA por sus ventas en ese destino. Sin embargo, para facilitar la contabilidad y la tributación correcta de ese IVA, la Unión Europea y España pone a disposición del vendedor el sistema de “ventanilla Única”: desde España y con un único documento, podrá liquidar y pagar el IVA en cada uno de los destinos donde estén sus consumidores.

¿A quiénes y en qué operaciones afectan estos cambios?

Este nuevo mecanismo afecta a todo vendedor que venda sus bienes fuera del territorio español y preste servicios digitales o a las propias plataformas que presta el servicio de intermediador de e-commerce.

Es decir, en el momento en que se venda a un consumidor de fuera de España y se transporte ese bien a otro país de la Unión Europea, se habrá producido una venta de comercio electrónico.

¿Tienes alguna duda?

Estamos disponibles y abiertos a cualquier consulta o petición adicional que puedas tener en tu camino hacia el éxito.

¿Qué ventajas conllevan estas nuevas reglas sobre el IVA y el comercio electrónico?

La principal ventaja se encuentra en el denominador común de modelo de tributación: se podrán presentar todas las operaciones de venta en todos los países europeos en un mismo modelo mensual o trimestral, según proceda.

En este documento, se liquidará a cada país el IVA de las ventas realizadas a los consumidores de su país.

Además, permite un ahorro en los costes de asesoramiento y gestión: cuando tiene que solicitar un NIF-IVA en cada uno de los países, también hay que subcontratar el servicio de gestión y liquidación de impuestos en esos destinos. Esto, incrementa los costes administrativos que ahora se pueden evitar teniendo acceso a las liquidaciones desde el país de origen.

Con qué trámites relacionados con el IVA en el comercio electrónico puede ayudarme Emasesoría

Desde “EMA ASESORÍA Y GESTORÍA”, te prestaremos ayuda para adherirte al sistema de “VENTANILLA ÚNICA” para tus ventas a distancia: estudiaremos cuál es tu escenario de venta y a qué régimen especial debes pertenecer.

Realizaremos todos los trámites necesarios para darte de alta censalmente en el régimen adecuado y, así, comenzar en un régimen mucho más sencillo.

No nos olvidaremos de informarte y ayudarte en la confección, liquidación y pago del IVA de esas ventas e-commerce y, además, a llevar controlada también tu declaración de IVA español y la obtención de beneficios.