Contrato de alquiler en Móstoles

El contrato de alquiler o arrendamiento es el documento en el que se refleja el acuerdo privado entre ambas partes interesadas de ceder el derecho de uso y disfrute de un inmueble, apartamento turístico o plaza de garaje, bien por períodos concretos o bien por amplias temporadas.

Este tipo de contratos debe ser firmado por el acuerdo entre todas las partes propietarias y todas las partes inquilinas.

Según atendamos al tipo de uso al que se va a destinar este alquiler, regirá en el contrato la aplicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos o el propio Código Civil.

¿Cuándo se firma un contrato de alquiler?

El contrato de alquiler se puede firmar con anterioridad a la fecha de entrada en vigor o el mismo día.

Lo aconsejable es redactar y firmar el contrato previamente a que el inquilino habite el inmueble, para dejar así constancia del acuerdo privado al que se ha llegado, dar fe por ambas partes del estado de entrega del inmueble y cotejar el contenido entregado en forma de mobiliario.

¿A quién le podría interesar el servicio de contrato de alquiler en Móstoles?

Cualquier particular propietario de un piso o plaza de garaje puede querer alquilarlos por falta de uso, para conseguir un ingreso adicional o, simplemente, para compartir vivienda y gastos.

También puede tratarse de herederos de inmuebles con propiedad compartida o entidades mercantiles que se dedican al alquiler de viviendas y locales comerciales o naves que tengan en propiedad. Ven a nuestra gestoría y te informaremos de todo sobre el servicio de contrato de alquiler en Móstoles.

¿Tienes alguna duda?

Estamos disponibles y abiertos a cualquier consulta o petición adicional que puedas tener en tu camino hacia el éxito.

Tipos de contrato de alquiler más comunes

Contrato de alquiler de vivienda

La cesión de uso y alquiler de vivienda habitual están acogidos a la L.A.U. y al código civil y, de acuerdo a ello, al acuerdo entre partes que se refleje en el contrato entre las partes.

La existencia de un contrato de alquiler de vivienda dará lugar a la obligación de depósito de fianza ante el I.V.I.M.A., así como a la negociación del obligado al pago de impuestos y tasas municipales y de la suscripción de un seguro de contenido y/o continente.

Contrato de alquiler de habitación

Se trata de la cesión de uso de habitación individual y zonas de uso compartido a un tercero.

Igual que en el caso de la vivienda habitual, domina el acuerdo concebidos entre las partes que suscriben el contrato y, después, la ley de Arrendamientos Urbanos en lo que no contemple el documento.

Contrato de alquiler de apartamentos turísticos

Será el alquiler de inmueble para uso turístico y promoción comercial ofreciendo a través de diferentes canales la intención de relación comercial lucrativa entre partes.

Es un régimen especial contemplado por la L.A.U. que está sujeto a la siguiente tributación:

  • V.A.: El propietario será a estos efectos considerado como empresario y es una operación sujeta a I.V.A. del 10% si se presta el servicio anejo de atenciones de industria hotelera o similares. De no ser así y resultar exento de I.V.A., tendrá que satisfacerse el impuesto autonómico pertinente
  • R.P.F.: Si se cede el uso y se dan atenciones adicionales asimilares al sector hotelero, se considerará una actividad económica en sí misma; de sólo ceder el uso, se tendrá en cuenta como rendimiento de capital inmobiliario.

Contrato de alquiler de local

Es el hecho que se produce cuando se alquila un local comercial o nave industrial y se contempla bajo el epígrafe de I.A.E. 861.2.

Está sujeta al 21% de I.V.A. y a la retención del 19%, que ingresará trimestralmente el inquilino en forma de pago a cuenta de los rendimientos obtenidos por los propietarios.

Si tienes cualquier duda puedes venir a visitarnos a Emasesoria y te informaremos sobre el contrato de alquiler en Móstoles.