Alquiler de viviendas para uso turístico: Proyecto de Orden Ministerial

alquiler-viviendas-turismo

Alquilar vivienda para fines turísticos se va a ver sujeto a obligación informativa una vez se publiqué en el BOE el Proyecto de Orden Ministerial de fecha 5 de Marzo de 2018.

Así, todo intermediador entre “inquilino” y “propietario” en el caso de alquiler de viviendas por turnos deberá presentar el nuevo modelo informativo trimestral número 179:  en particular, tendrán dicha consideración las personas o entidades que, estando constituidas como plataformas colaborativas, intermedien en la cesión de uso y tengan la consideración de prestador de servicios de la sociedad de la información, independientemente de que realicen también la puesta a disposición de lo relativo a indicadores o servicios tales como precio, seguros, plazos u otras condiciones contractuales.

La información a suministrar de la que hablamos abarcaría:

a) Identificación del titular o titulares de la vivienda y de las personas o
entidades cesionarias.
b) Identificación del inmueble con especificación de la referencia
catastral.
c) Número de días de disfrute de la vivienda con fines turísticos, así como la fecha de
inicio de la cesión de la misma.
d) Importe percibido, en su caso, por el titular cedente del uso de la vivienda.
e) Número de contrato en virtud del cual el en virtud del cual el declarante intermedia en
la cesión de uso de la vivienda.
f) Fecha de intermediación en la operación.
g) Identificación del medio de pago utilizado (transferencia, tarjeta de crédito o débito u
otro medio de pago).

 

El plazo de presentación será el mes natural siguiente al cumplimiento del trimestre que se va a declarar, tal y como menciona el artícul 4:

“(…) Artículo 4. Plazo de presentación.
La presentación del modelo 179 tendrá una periodicidad trimestral, relativo a las
operaciones realizadas en cada trimestre natural, y deberá presentarse en el plazo
comprendido entre el primer y el último día del mes natural posterior a la finalización del
trimestre a que se refiera la declaración.(…)”

 

Se intenta, así, dar una vuelta de tuerca a la tributación de aquellos alquileres sujetos al 10% de I.V.A. como asimilados a actividad económica lucrativa relativa a servicios hosteleros.