Analizamos cómo se deben valorar los bienes inmuebles heradados para que su posterior venta no afecte a nuestra declaración de la renta.