Llega la época de la declaración de la Renta y siempre nos surge la misma pregunta: ¿este año, se la llevamos a una Gestoría o lo intentamos nosotros mismos?


Hacer y presentar nuestra declaración, a todos nos recuerda a la visita al dentista: no sabemos con qué nos vamos a encontrar y “cuánto va a dolernos” el resultado…

Sin embargo, es más que recomendable dejarla “en manos” de un asesor fiscal o gestor administrativo: las constantes modificaciones reglamentarias provocan cambios sustanciales en la forma de tributación y hay un amplio abanico de requisitos a cumplir que pueden jugarnos una mala pasada ante cualquier requerimiento o liquidación paralela (cada vez, más usuales)

 

PREGUNTAS SIMPLES, RESPUESTAS CRUCIALES


 

¿Obligación a declarar VS resultado a devolver?

Existe la tendencia a creer que, si no existe obligación por importes y rendimientos a declarar, la tabla de IRPF nos va a hacer pagar:

  • El cálculo, de acuerdo a la situación familiar y patrimonial del contribuyente, del tipo medio y marginal de IRPF del contribuyente puede llevar a que la retención en nómina que nos han aplicado sea mayor a la calculada: así, aunque el importe no sobrepasa el tope en el RIRPF, hacer y presentar tu declaración de la renta puede salir a tu favor

Como información curiosa, y también desconocida, comentamos que el hecho de presentar en un ejercicio tu declaración de Renta no te obliga a tener que presentarla los ejercicios siguientes: sólo se rige por el cumplimiento de los topes de rendimientos contemplados en la legislación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Nuevo Autónomo: Acuérdate de…

  • Si has cursado alta en 2016 o 2017, tendrás derecho a la reducción adicional del rendimiento positivo de tu actividad del 20% por inicio de actividad: el artículo 32.2 así lo contempla, y se aplica en el primer ejercicio que curses alta y en el siguiente
  • Si, además, has tenido un cliente que te haya aportado más del 70% de tus ingresos, podrás aplicarte una reducción adicional conocida como “rendimiento asimilado a único pagador”
  • ¿Has invertido parte de los beneficios obtenidos en 2015 y 2016 en nuevo inmovilizado, o has hecho una inversión inmobiliaria? Aplícate esta deducción: http://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Ayuda/17Presentacion/100/9_8_3.shtml

 

“Cláusula Suelo”: ¿Cómo la contabilizamos para tributar correctamente?

A diferencia de lo que creemos de primeras, “no procede incluir en la declaración del IRPF ni las cantidades percibidas como consecuencia de la devolución de los intereses pagados ni los intereses indemnizatorios reconocidos,  por aplicación de claúsulas suelo de interés“, tal y como indica la AEAT.

Todo viene condicionado de que exista laudo o sentencia judicial reconocida al respecto.

Sin embargo, sí deberemos regularizar tu situación si en ejercicios anteriores has disfrutado de la deducción por vivienda habitual hipotecada o si estos gastos los empleaste como gasto deducible en tus rendimientos inmobiliarios.

La regularización alcanzará a aquellos ejercicios económicos donde se disfrutara de la deducción o gasto deducible y que no hayan prescrito todavía (hasta 4 ejercicios atrás) y se calculará en aquel ejercicio en que haya tenido lugar en firme la sentencia.

 

 

A colación de la deducción por adquisición de la vivienda habitual…

Queremos mencionar que son ya muchos los requerimientos de la Agencia Tributaria que han ocasionado devolución de los contribuyentes a la AEAT de cantidades indebidamente devueltas a éstos con ocasión de la ya derogada “deducción por adquisición de vivienda habitual”.

El motivo radica en que se venía practicando la deducción del 100% del capital amortizado e intereses que se iba amortizando año a año en concepto de hipoteca: esta creencia y actuación no era correcta escrupulosamente, ya que el reglamento indica que sólo será deducible aquel porcentaje abonado a la entidad bancaria que proceda de la adquisición propiamente dicha del inmueble y que no se destinara al pago de otra serie de gastos y tributos (honorarios de Notaría o Registro, Impuesto sobre Transmisión Patrimonial…)

 

Por si te resultaba poco “atractivo” traer tu declaración de RENTA a “EMA Asesoría y Gestoría”, ¡ya te hemos dado razones suficiente para no volver a dudarlo!

Escríbenos para pedir cita a info@emasesoria.es o llámanos al 91.188.73.81.