Hoy, día 25 de Mayo de 2018, entra en vigor el Reglamento Europeo de Protección de Datos, de obligado cumplimiento para todo aquel sujeto empresario, profesional, empresa u otra entidad sin personalidad  jurídica que manipule o tenga en su poder el uso de cualquier dato de terceros o exponga los suyos propios.

La regulación y plan de actuación del mismo viene establecido en normativa europea y legislada a nivel estatal en el cuerpo legislativo que puedes consultar aquí.

 

PYMES: Ayudas orientativas

Es la Agencia Española de Protección de Datos la que ha publicado servicios de orientación como punto de partida para todas aquellas Pequeñas y Medianas Empresas radicadas a nivel estatal y que, por otra parte, son las que ocupan el mayor cupo de sustento económico del país

Aquí las ponemos a vuestra disposición: Orientación a Pequeñas y Medianas Empresas

 

¿ Qué áreas de actuación debemos contemplar?

  • Internet y redes sociales habilitadas por la empresa
  • Aspectos de telecomunicaciones y vías de publicidad o marketing
  • Servicios habilitados de videovigilancia…

Y todo ello, consúltalo aquí: Áreas de actuación de Empresas y Autónomos

Derechos y Deberes: Consumidor de datos frente a Prestador de datos

No debemos perder la perspectiva, ya que mientras que como sujetos prestadores de servicios o vendedores de bienes constituimos el papel de “consumidor de datos” de nuestros clientes, a su vez estamos prestando la manipulación de nuestros propios datos a nuestros proveedores y acreedores.

Así, si bien tenemos que cumplir con las obligaciones de protección y privacidad frente a terceros, debemos exigir la misma actuación para con la atención que recibimos de terceros.

De esto es de lo que estamos hablando: Obligaciones y Derechos de manipulación de datos