Una herencia se encuentra sujeta a dos impuestos fundamentales: el impuesto de sucesiones y la plusvalía municipal. ¡Acude a un asesor fiscal y olvídate!